Periódicamente los profesionales de Fondepes visitan las granjas acuícolas de Jorge y Nerida para darle seguimiento a su evolución.

7:00 de la mañana, es la hora indicada para comenzar con la captura de especies para su respectivo control biométrico.

Profesionales de Fondepes verifican la calidad del agua del estanque.

Medición del pH del agua.

Luego de lanzar las redes a lo largo del perímetro de la piscigranja, los pescadores y técnicos de Fondepes cercan a los sábalos y capturan algunos ejemplares para seguir con el control de las especies.



El control consiste en evaluar y registrar el peso y longitud de los ejemplares en cultivo.

Jorge aprovecha la visita de Amed Ramos, ingeniero pesquero y responsable del Centro Acuícola de Nuevo Horizonte para despejar dudas sobre la crianza de Sábalo y Paiche en su piscigranja.

Jorge Abad y Nerida Merino durante su jornada de acuicultura.

Las jornadas de trabajo son largas y empiezan con los primeros rayos del sol. Así aprovechan la temperatura moderada que ofrece el clima cálido de las mañanas.

Trabajo duro. Todos ponen el hombro a la hora de la faena.

Evaluación de la transparencia del agua de cultivo.

Evaluación biométrica de los peces en cultivo.

Evaluación de la demanda bioquímica del Oxígeno disuelto en el agua del estanque de cultivo.

Pesca del día. Al promediar las 11 de la mañana se hace un alto a las actividades para preparar los alimentos.

El trabajar en la acuicultura le permite a Jorge y Nerida tener un tiempo de descanso y hacer un alto a las obligaciones diarias, debido a que es menos demandante y exigente que la agricultura a la que se dedicaban años atrás.

Llegado el atardecer. Don Jorge revisa que todo este en orden en sus piscigranjas, así da por concluido su día de trabajo.

e-max.it: your social media marketing partner

Layout Style

Predefined Colors

Background Image